Burney

“Un relato vivaz y jugoso, entusiasta e iluminador, sobre toda una época. Su curiosidad de hombre vivaz, su ojo clínico, un juicio atinado y personalísimo sobre lo que le sale al paso, colocan a Burney en la órbita de un género propio, perfectamente comparable con lo que exploraron alrededor del mismo periodo, en clave de memorias, clásicos como Casanova, Chateaubriand o Lorenzo da Ponte”.

Jesús Ruiz Mantilla, El País

 

 

“Una obra deliciosa que es a la vez un libro de viajes, un panorama de la música en el siglo XVIII y un retrato agudísimo del mundo cultural e intelectual de la época. Un documento histórico de primer orden y una exquisitez literaria”.

Mauricio Bach, La Vanguardia

 

 

“Un documento de enorme valor musicológico pero también histórico porque refleja la intrahistoria, la historia de los pequeños detalles, de la vida cotidiana de la gente anónima”.

Mikaela Vergara, TVE ("Atención Obras")

 

 

“Un hito de la historiografía, además de un perfecto ejemplo de cómo la curiosidad del aventurero no puede doblegarse ante la voluntad de conocimiento”.

Mario S. Arsenal, Metahistoria

 

 

“Un regalo impagable para el espíritu. Un compendio crítico del siglo de las Luces, una aventura literaria por sus gustos, costumbres, defectos y virtudes”.

J. Ernesto Ayala-Dip, El Correo

 

 

“Impagable -y pionera- crónica musical del barroco en pleno desarrollo. Una maravilla de gran altura literaria y, sobre todo, un manantial de gozo y diversión. Una auténtica delicia”.

Héctor J. Porto, La Voz de Galicia

 

 

"Testimonio directo y constatación de que el espíritu ilustrado, inquisitivo, curioso y benéfico, era ya una realidad asentada entre las élites culturales de una Europa que se acercaba a una conmoción que habría de cambiar definitivamente su fisonomía y su destino".

Pablo J. Vayón, Diario de Sevilla

 

 

“Accesible al lector profano, es una traducción castellana impecable, tanto por la riqueza del estilo como por la adecuación y cohesión textual”.

Vicent Minguet, Sonograma

 

 

“Cualquiera que se interese por la cultura del siglo XVIII, la historia del arte, de la música y de las ideas, encontrará en esta obra un apreciable tesoro”.

Daniel Martín Sáez, Sinfonía Virtual

 

 

“Leyendo las andanzas de Burney se advierte hasta qué punto la música era un arte vivo y un elemento vitalizador de la sociedad".

Javier Fernández de Castro, El Boomeran